Consejos en el lavado y limpieza de tu moto

Podrías pensar que mantener tu moto en buen estado es tan simple como un buen lavado con agua y jabón, pero hay algunas cosas que debes recordar.

Asegúrate de limpiar tu moto regularmente para proteger los acabados de la superficie e inspecciona en busca de daños, desgaste y fugas de aceite o líquido de frenos:

  • Evita productos de limpieza que no estén diseñados específicamente para superficies de motocicletas o automóviles. Pueden contener detergentes fuertes o solventes químicos que podrían dañar el metal, la pintura y el plástico de su bicicleta.
  • Si la máquina aún está caliente por el uso, espera hasta que el motor y el sistema de escape se enfríen.
  • No uses rociadores de agua a alta presión (como los que se encuentran en los lavadores de autos que funcionan con monedas). El agua a alta presión (o aire) también puede dañar partes de su motocicleta.

Lavado

  • Enjuaga bien tu moto con agua fría para eliminar la suciedad suelta.
  • Límpiala con una esponja o paño suave con agua fría. No rocíes agua en las salidas del silenciador ni en las piezas eléctricas.
  • Limpia las piezas de plástico con un paño o una esponja humedecida con una solución de detergente suave y agua. Frota la zona sucia, enjuáguese suavemente con agua fresca. Ten cuidado de mantener el líquido de frenos o los solventes químicos lejos de las superficies, ya que dañarán el plástico y las áreas pintadas. El interior de la lente del faro puede estar empañado después de que haya terminado de lavar. Enciende el faro a máxima potencia y verás que la condensación de humedad dentro de la lente del faro desaparece gradualmente. Recuerda hacer funcionar el motor mientras mantienes los faros encendidos.
  • Después de limpiar, enjuaga la motocicleta con abundante agua limpia. Esto es necesario porque los residuos de detergentes fuertes pueden corroer las piezas de aleación. Seca la moto, arranca el motor y déjalo funcionar durante varios minutos (es una buena oportunidad para admirar tu trabajo manual).
  • Prueba los frenos antes de conducir. Es posible que debas bombearlos varias veces para restablecer el rendimiento normal de frenado.
  • Lubrica la cadena de transmisión inmediatamente después de terminar de lavar y secar la motocicleta. Es posible que el frenado sea menos sensible inmediatamente después del lavado. Por eso es una buena idea tener una mayor distancia para detenerse para reducir las posibilidades de un accidente.

Últimos retoques

Después de lavar tu motocicleta, piensa en usar un limpiador / abrillantador comercial o un líquido de calidad o darle una capa de cera para terminar el trabajo. Asegúrate de usar únicamente un abrillantador o cera no abrasiva hecha específicamente para motocicletas o automóviles. ¡Y asegúrate de leer las instrucciones!

Eliminando sal de carretera

Demasiada sal no es solo una mala noticia para la gente. La sal contenida en el proceso de trituración en el invierno puede causar corrosión en tu moto. Así que asegúrate de esto:

  • Limpia utilizando solo agua fría. No uses agua tibia, esto empeora el efecto de la sal.
  • Seca la motocicleta y aplica aerosoles protectores o cera en las superficies metálicas.

Mantenimiento de ruedas de aluminio pintado

Las partes de aluminio de tu moto pueden corroerse debido al contacto con la suciedad, el barro o la sal del camino. Limpie las ruedas después de conducir a través de cualquiera de estas sustancias. Usa una esponja húmeda y un detergente suave. Evita los cepillos rígidos, la lana de acero o los productos de limpieza que contengan abrasivos o compuestos químicos.

Después de lavar tu moto, enjuágala con abundante agua y sécala con un paño limpio. Aplica pintura de retoque en las ruedas si detectas áreas dañadas.

Mantenimiento del tubo de escape

El tubo de escape es de acero, pero puede mancharse con aceite o lodo. Puedes eliminar las manchas de calor con un líquido abrasivo.

Cuidando tu maquina

Asegúrate de no rociar agua en los cojinetes. Esto puede causar humedad, lo que puede conducir a la corrosión. Durante el invierno, es una buena idea rociar las piezas de aluminio no pintadas, como el motor y la caja de la transmisión, con un spray protector transparente. Puedes deshacerte de cualquier marca de corrosión existente con lana de acero enjabonada. Las piezas de metal que se encuentran al descubierto se pueden limpiar y proteger con esmalte de cromo.

Cuando limpies el asiento, el cuadro de mandos, los indicadores, la luz trasera y la pantalla contra el viento, asegúrate de usar una solución jabonosa neutra. No uses ningún disolvente que contenga limpiadores.

Las partes muy sucias y los insectos muertos deben empaparse en una solución jabonosa dejando 5 minutos para que reblandezca, y luego enjuagarse con agua. Y cuando vayas a conducir en climas muy extremos y/o en malas condiciones, protege tu moto con ceras o lubricantes. Pregunta a tu distribuidor cuáles son los mejores.

Siempre es una buena idea planificar con anticipación las revisiones de tu moto. De esa manera, puedes hacerlo en el momento que te cause la menor cantidad de molestias y también sea oportuno para el taller al que vayas.

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la Política de privacidad

RESPONSABLE: TDM Motor Store Namur, s.l. FINALIDAD: la comercialización de nuestros productos y servicios, así como el envío de nuestros artículos del blog, el aviso de nuevas actividades, algunas de las cuales podrían ser de carácter comercial. LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado en este mismo formulario. DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad *


Abrir Whatsapp
1
Hola,
¿En que podemos ayudarte?
Powered by